play_arrow

keyboard_arrow_right

Listeners:

Top listeners:

skip_previous skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
  • cover play_arrow

    Metropólitan Radio El valor de ser como tú

  • cover play_arrow

    Nueva Comisión de Atención Primaria y Salud Mental: Un paso adelante para reducir el consumo de psicofármacos

  • cover play_arrow

    Circúbica: circularidad radical

  • cover play_arrow

    El CEEIC lanza 'Good Talent' para la gestión eficaz del talento en empresas de Cartagena

El Día Menos Pensado

OPINIÓN | ‘Más que palabras’, por Mar Rodríguez

today09/01/2020

Fondo
share close
PHOTO 2020 01 08 08 46 41 e1579288312199

Ir a descargar

 

Hoy les voy a pedir el favor de que visualicen en sus mentes la famosa fotografía de la Pascua Militar y, concretamente, el rostro de Pedro Sánchez.

Creo que a nadie le ha debido pasar desapercibido el gesto delator de nuestro flamante Presidente, la mirada que le dedica a Su Majestad el Rey, mientras sus acólitos Robles y Marlaska miran de reojo con rostro desafiante ella, cobarde él, al Jefe del Estado.

En Comunicación Política es casi tan importante el lenguaje no verbal como la oratoria y es que, en ocasiones, no hacen falta palabras para que los gestos nos delaten y hablen solos.

La mirada de Sánchez en esa instantánea transmite muchas cosas y muchas intenciones, me atrevería a decir que incluye hasta una amenaza velada al Jefe del Estado y digo velada porque lo único que le falta es verbalizarla. Esa mirada es la cara del odio a España y a la máxima Institución del Estado, es la cara del “estas sobrando Rey, en mi Imperio mando yo”.

Ese gesto, tensión en las mandíbulas, ojos inyectados en rencor, en definitiva una indisimulada cara de “tú no sabes quién soy yo”, es mucho más importante que el lenguaje verbal lleno de mentiras y contradicciones al que nos tiene acostumbrados el Presidente. Quizá es la única verdad que ha expresado en su vida política y lo ha hecho sin palabras.

Impone y da miedo, porque en esa cara refleja todo su programa de gobierno amparado y apoyado en todos aquellos a los que la gobernabilidad de España les importa un comino, como expresó ayer en la Tribuna del Congreso la diputada de ERC.

Es la mirada del rupturismo, de la confrontación, de la destrucción del régimen constitucional del 78, de la aniquilación de la Monarquía parlamentaria, del fin de la democracia que durante cuarenta años hemos trabajado todos los constitucionalistas pico y pala para hacer de este país lo que fue hasta ayer. Es la mirada de la egolatría, del narcisismo, de la villanía, de la maldad, de la traición, de la felonía. Es la mirada, por primera vez sincera y reveladora de las intenciones de Sánchez.

 

Mar Rodríguez | Asesora en Comunicación Política


El Día Menos PensadoPodcast

0%