play_arrow

keyboard_arrow_right

Listeners:

Top listeners:

skip_previous skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
  • cover play_arrow

    Metropólitan Radio El valor de ser como tú

  • play_arrow

    'Bisionarios': Formación Profesional Dual en la Región de Murcia

  • cover play_arrow

    Joaquín Gómez, Director del INFO: En la Región de Murcia se crean más de siete empresas al día

  • cover play_arrow

    Gente con Encanto 15/05/2024

El Día Menos Pensado

OPINIÓN | ‘Cuarentena, segunda semana’, por Juana Rocamora

today25/03/2020

Fondo
share close
Juana María Rocamora

 

Cuando ha pasado una semana del estado de alarma en nuestro país, comenzamos hacer balance. El que debe cumplir obligado confinamiento en su domicilio, busca por la ventana algún resquicio de algo que pueda despertar su interés. El que está obligado a salir de su domicilio, vive pensando en volver. Cuando regresa a su casa se pone el termómetro y al advertir que no tiene fiebre, suspira y agradece no ser el siguiente. Pero tanto, el que se va como el que se queda, tiene miedo.

Las noticias acerca de la situación actual de España, no deja lugar a dudas estamos en un autentico estado de alarma. Alarma social y alarma económica.

Hospitales públicos y privados desbordados, por falta de recursos materiales y humanos. Cuerpos y fuerzas de seguridad de nuestra nación enfermando por falta de recursos materiales e igualmente les pasa a los trabajadores del sector servicios. Uno se puede imaginar que es como si le mandaran a una guerra a pecho descubierto, donde el campo enemigo esta provisto de armas capaces de matar. Lo curioso es que para luchar no es necesario cargarse de grandes y costosas armas, las mascarillas, guantes, desinfectantes, batas, respiradores y test, coincidirán conmigo en que no son escudos gravosos, pero si valiosos, porque salvan vidas. Después de todo esto viene la inevitable pregunta, ¿Por qué no se aprovisionó y se custodiaron los materiales debidamente?

Siguiendo en esta línea, adelantándome a cualquier malinterpretación, les diré que es necesario hacer un ejercicio de desahogo emocional que, aunque pueda parecer ira no es más que tristeza.
Miramos a nuestros vecinos de Madrid, hundidos en la desesperación, enterrando a sus familiares en la más estricta soledad. La capital de España ha sido bombardeada, por un enemigo que avisó antes de llegar, ¿Por qué no se pusieron medios antes y durante la expansión del COVID-19? Sabíamos a lo que nos enfrentábamos, porque esta película ya la estaban viviendo en otros países.

Ahora entra en juego lo mas importante, ¿en manos de quien estamos? Podemos marcar un antes y un después. Antes del COVID-19, los problemas nos dejaban vivir ya que en la mayoría de los casos no moríamos, si no se solucionaban, por lo que el trabajo de los representantes políticos pasaba desapercibido. Después del COVID-19, es difícil de entender como España, un país desarrollado que se encuentra entre las quince primeras economías mundiales, se desmonte tan rápido. Pensar que los representantes políticos, además de representar también quieren gobernar, desencadena un problema muy serio, porque mientras estaban en su hemiciclo jugando a gobernar, pasaba desapercibido la falta de conocimiento, algo nada criticable, ya que actualmente la figura del político es más una figura que un hombre de estado. Los profesionales en la gestión de situaciones como la que estamos viviendo existen, pero el ego que inunda a nuestros representantes políticos no les permite delegar, no les permite ni hacer una cuarentena. Y cuando vemos que ministros, familiares del presidente del gobierno, presidentes de comunidades autónomas… están contagiados del mismo mal que miles de españoles, nos debemos de preguntar, ¿si a ellos les ha pasado por esa falta de conocimiento e incompetencia, que le aguarda al resto de los ciudadanos?

Dicen que es momento de unidad, pero no debemos confundir la unidad con el conformismo. Otra semana mas en cuarentena y como siempre el pueblo español a disposición de lo que decrete el gobierno de la nación.

 

Juana Rocamora | Portavoz de SOMOS REGIÓN


El Día Menos PensadoPodcast

0%